SECUESTRO DE DATOS: LAS PYMES SON EL BLANCO PERFECTO PARA LOS CIBERDELINCUENTES.

El secuestro de datos por parte de los piratas informáticos cada vez es más común entre las pequeñas y medianas empresas

Las PYMES se han convertido en los últimos años en uno de los blancos más atractivos para los ciberdelincuentes. Antes, estos piratas virtuales elegían a las grandes compañías para “hackear” sus dispositivos y saquear su información, pero esta tendencia se ha modificado. Estas empresas de importante envergadura, a las que siguen atacando, han aumentado la guardia con diferentes mecanismos defensa, lo que hace más difícil penetrar sus sistemas de seguridad. Sin embargo, no sucede lo mismo con las pequeñas y medianas empresas, que en muchas ocasiones no toman precauciones hasta que sufren en su propia infraestructura un “ransomware”, o lo que es lo mismo, un secuestro de datos en los equipos informáticos.

En Cyma cada vez nos encontramos con más clientes de A Coruña que acuden a nosotros para resolver este tipo de situaciones, que no se pueden evitar al 100%, sino no las sufrirían importantes firmas como Yahoo, Sony, Telefónica o Netflix, pero sí se pueden poner muchos mecanismos de defensa para prevenirlas.

¿Cómo actúa un “ransomware?

Sencillo de explicar, difícil de resolver. Estos ladrones se introducen en dispositivos informáticos ajenos, cifran la información con un virus y bloquean el acceso y el uso a los usuarios. A cambio de recuperar los datos y restablecer los equipos piden un rescate económico, que puede variar según las características de las empresas. Esta recompensa ya no solo se pide en la divisa del país en cuestión, sino que también se ha extendido el bitcoin, una moneda virtual.

Cuando se producen estos ataques, los usuarios intentan acceder con normalidad a sus equipos, pero un mensaje alertando de lo sucedido e invitando a realizar el pago para solucionarlo les aparece en pantalla.

¿Cómo se introducen estos ladrones en los dispositivos para realizar el secuestro de datos?

Los “ransomware” aprovechan cualquier brecha dejada por el usuario para penetrar sus equipos. Algunas de las más comunes son las siguientes:

  • Apps gratuitas que cuelan un virus en su proceso de instalación.
  • Espacios web que engañan a los usuarios para instalar programas maliciosos.
  • Mediante correos electrónicos.
  • A través de contenidos piratas como música, películas, vídeos…
alt-secuestro datos

¿Cómo se debe actuar?

Si sufres un ataque de este tipo lo primero que debes hacer es ponerte en contacto con tu empresa de mantenimiento informático. Ni la urgencia ni el temor deben llevarte a hacer el pago ni ceder a la extorsión de estos delincuentes, ya que contribuirías a seguir aumentando su capacidad y sus medios. Además, según el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), desembolsar la cantidad solicitada no garantiza la recuperación de la información y puede provocar ataques posteriores o la solicitud de cifras de dinero más elevadas en pasos siguientes.

Hoy en día cualquier tipo de empresa es susceptible de ser víctima de un “ransomware”, sea del tamaño y el sector que sea. De hecho, hay organizaciones de ciberdelincuencia especializadas en diferentes sectores: farmacéutico, publicitario, de la comunicación, económico… Es vital realizar un buen trabajo de prevención para ponerle todas las barreras posibles a los piratas virtuales y evitar así que consigan su objetivo: que un día llegues a trabajar, no puedas hacerlo y además pierdas valiosa información y mucho tiempo.

En Cyma sabemos cómo prevenir y sabemos cómo debemos actuar si se produce un secuestro de datos. Por lo tanto, si tienes una empresa y quieres proteger tus sistemas informáticos, tu información y la de tus clientes no dudes en ponerte en contacto con nosotros: 981 915 863 / info@cymainformatica.com. Dormirás mucho más tranquilo.